site-campaign-small

Elecciones en Grecia: Conclusiones de un terremoto político

PrintE-mail

En esta segunda parte de nuestro análisis de las elecciones griegas (leer la primera parte en: Elecciones en Grecia: Si la Izquierda estuviera unida podía haber ganado) nos fijamos en la situación del Partido Comunista (KKE) y en el destino del PASOK, en la nueva situación de la derecha con los Griegos Independientes y el neo-nazi Amanecer Dorado, una advertencia de cómo se pueden desarrollar las cosas en el futuro -si la izquierda no es capaz de ofrecer una manera de salir del callejón sin salida- y, finalmente, indicamos el programa y las tácticas que deberían adoptarse con el fin de unir a la izquierda bajo un programa socialista revolucionario.

La dirección del Partido Comunista limitó el impacto del partido

KKE graffiti in Rhodes. Photo: PiotrusLos resultados electorales del Partido Comunista Griego (KKE) revelan objetivamente un fracaso político serio. Su resultado de 8,48% (26 diputados) es un aumento de su fuerza electoral de apenas un 0,94% con respecto a las elecciones de 2009, en una situación en la que cientos de miles de trabajadores y de jóvenes se movieron hacia la izquierda. Mientras que SYRIZA ganó 800.000 votos, el Partido Comunista ganó sólo 18.823.

La razón de este decepcionante resultado se debe a la persistente negativa de la dirección del partido a ofrecer la perspectiva de una solución visible de poder, de un gobierno alternativo, a las masas. Todo lo hicieron con la excusa de la "inmadurez de las condiciones" y la "necesidad de una oposición fuerte".

La dirección del KKE ha utilizado todo tipo de trucos en su intento de diferenciar entre gobierno y autoridad, identificando cualquier gobierno de izquierda con la autoridad del Capital. En lugar de aceptar el llamamiento de SYRIZA por la unidad y combinar esto con la presentación del programa revolucionario correcto que un gobierno de izquierda debería poner en práctica -y comportarse, por lo tanto, como los supuestos comunistas "ortodoxos" que dicen ser- se negaron incluso a entrar en debates sobre esa unidad. En su lugar, se limitaron a hacer referencias a un abstracto "poder popular" que se establecería en algún momento desconocido en el futuro.

Las masas trabajadoras por lo tanto tuvieron que elegir en las elecciones entre dos tipos de izquierda. Allí estaba el Partido Comunista, que presentó todos los intentos de plantear un gobierno de izquierda en este parlamento como algo obsoleto y sin sentido. Y allí estaba SYRIZA, que con la consigna de un gobierno de izquierda ofrecía una perspectiva real y concreta de alternativa de gobierno -aunque con un programa poco claro, contradictorio e insuficiente.

Frente a esta elección, finalmente, las masas, en lugar de la pasividad y del fatalismo, optaron por la esperanza política. Por lo tanto las tácticas de la dirección del Partido Comunista, en la práctica resultaron ser el mayor obstáculo para el desarrollo de la fuerza electoral del partido.

Fue la clase obrera, en particular, la que condenó las tácticas de la dirección del Partido Comunista de forma visible en las grandes zonas obreras y municipalidades de Atenas y El Pireo. Así, mientras que a nivel nacional el partido consiguió un ligero aumento, en la segunda circunscripción de Atenas perdió un 1,2%, en la segunda circunscripción de El Pireo perdió un 0,59%, y significativamente en la municipalidad de Nea Ionia (un populoso barrio obrero de Atenas) perdió un 1,7%, en la municipalidad de Peristeri 0,5% y en la de Perama un 0,8%.

Los resultados electorales mostraron que si hubiera habido una coalición electoral Partido Comunista-SYRIZA, la formación de un gobierno de coalición de la izquierda habría sido del todo posible. Y debemos tener en cuenta que esta alianza podría haber atraído a muchos más votos que los conseguidos con la simple suma de los dos partidos por separado.

La actitud sectaria de los dirigentes del Partido Comunista hacia el llamamiento de SYRIZA por un gobierno de la izquierda tuvo tres consecuencias devastadoras. Debido a esto, se ha perdido una oportunidad histórica para conseguir un gobierno que podría arrancar de raíz el capitalismo. Se ha decepcionado a la base del Partido Comunista y se ha impedido cualquier incremento adicional de la influencia del Partido entre las más amplias masas. También se ha dado una excusa a la dirección de SYRIZA de buscar aliados en la Izquierda Democrática (reformistas de derecha) o, incluso en la desesperación, en los Griegos Independientes, alterando las características revolucionarias de un gobierno de izquierda [Finalmente, esta perspectiva fue desechada por la dirección de SYRIZA. NdT].

Los malos resultados del Partido Comunista son una contundente confirmación de la urgente necesidad de un cambio en su política. Los activistas de base del Partido y de la Juventud Comunista deberían exigir el retorno del partido a la senda del auténtico leninismo, y plantear la demanda de un gobierno obrero, de un gobierno de izquierda con un programa socialista, siguiendo la táctica del Frente Único Obrero.

Castigo al PASOK en toda Grecia

El PASOK fue el partido más castigado por el voto de la clase obrera. Su dirección derechista pagó un duro precio por su servilismo hacia la clase dominante y a la Troika.

Millones de trabajadores siguieron los resultados de la noche electoral con evidente placer, ya que decenas de arrogantes carreristas "socialistas", hasta ayer apologistas del gobierno de los bancos, quedaron fuera del nuevo Parlamento, después de haber sido abandonados en masa por sus electores anteriormente leales.

Los resultados confirmaron nuestra posición de que, debido a su consolidada dirección de derecha, el PASOK se está moviendo rápidamente a la alienación total y permanente de la clase obrera, especialmente entre las edades más productivas (los menores de 45 años de edad). Así, su fuerza electoral ha caído del 43,92% al 13,18% ¡en el plazo de dos años y medio! Desde los 3.012.542 votos en 2009, el PASOK sufrió una caída ¡hasta los 835.000!

En las grandes ciudades y centros urbanos, los bastiones tradicionales del PASOK, recibió porcentajes de voto de un solo dígito, y en la mayoría de los casos, terminó por debajo de la tercera posición que ocupó a nivel nacional. En la primera circunscripción de Atenas ocupó el tercer lugar con el 9,71%; en la segunda circunscripción de Atenas quedó en quinto lugar con el 9,07%, en la segunda circunscripción de El Pireo quedó en sexto lugar con el 8,16%; en la circunscripción primera de Salónica llegó en cuarto lugar con el 10,44%; en la segunda circunscripción de Tesalónica, quedó en cuarto lugar con el 11,23%; y en el Municipio de Patras quedó tercero con el 10,86%.

Teniendo en cuenta el fuerte impulso de SYRIZA y de la izquierda en general, no es posible que el PASOK recupere sus porcentajes en las nuevas elecciones de junio. El escenario más probable es que la dirección de Venizelos ponga en práctica inmediatamente sus planes de "refundar" el partido, eliminando el símbolo y el significado del viejo PASOK izquierdista, y su posible fusión con figuras políticas y políticos que vienen directamente del campo tradicional de la burguesía, para construir un partido clásico centrista burgués.

La posición de Venizelos parece no estar abiertamente cuestionada en la actualidad. Pero después de una nueva derrota consecutiva en junio próximo -en ausencia de una mínima oposición de izquierda en la dirección- los conflictos entre los diferentes miembros de derecha de la dirección estallarán, con consecuencias impredecibles para la cohesión del partido.

Históricamente, el día de las elecciones marcó la transformación del PASOK de un partido basado fundamentalmente en las amplias masas trabajadoras en un partido con poco impacto, principalmente entre votantes mayores de edad.

Griegos Independientes: sucesores de LAOS en el lugar de la derecha "populista"

El partido del Sr. Kammenos, que confirmó las encuestas previas, consiguió un 10,6%, alrededor de 670.000 votos y 33 diputados. Los Griegos Independientes, con su importante votación, consiguieron hacer colapsar el apoyo a LAOS en el espacio de la derecha "populista", y están tratando de representar políticamente la parte del Capital griego que ha aceptado como inevitables la bancarrota incontrolada del Estado y un retorno al Dracma, y que está tratando de contener el movimiento de las masas hacia la izquierda mediante el uso de una retórica nacionalista y anti-memorándum.

El partido de Kammenos, como ya hemos señalado, no debería ser visto, ni siquiera indirectamente, como parte de las fuerzas "antimemorándum progresistas". Desde esta perspectiva, definitivamente fue un error de la dirección del SYRIZA, haber ido tan lejos como para considerar a los GI como un apoyo potencial para un gobierno de la izquierda. Esta táctica puede que no haya dañado a SYRIZA en estas elecciones, pero sin duda favoreció el Sr. Kammenos. Este último, al presentarse como un aliado potencial y quedar encuadrado como parte de un esquema electoral con tanto potencial como SYRIZA, consiguió darle impulso a su propio partido.

El partido de Kammenos, sin embargo, no tiene nada de progresista. Su programa es un mosaico de posiciones reaccionarias que defiende los métodos bonapartistas de gobierno. Es un enemigo grande y peligroso para la izquierda, actuando prácticamente como un baluarte de protección de la clase dominante en contra de aquélla. En consecuencia, no puede permitirse ninguna forma de relación política con los GI por parte de SYRIZA.

"Amanecer Dorado": el ascenso de los neo-nazis, una advertencia para la izquierda y el movimiento obrero

Sin lugar a dudas uno de los ganadores de las elecciones fue la organización neonazi "Amanecer Dorado". Desde el olvido político absoluto en 2009, con el 0,29% y 19.624 votos, Amanecer Dorado se disparó hasta el 6,97% y los 440.894 votos, ¡consiguiendo 21 escaños en el parlamento!

La clave para comprender las causas de este efecto es, sin duda no el "poder" de las ideas ni los métodos nazis de Amanecer Dorado, sino el mismo efecto catalizador de la profunda crisis y decadencia del capitalismo, y de las instituciones que lo representan, en la conciencia de un segmento específico de la sociedad.

La marginación violenta de cientos de miles de ex-pequeño-burgueses; el miedo de seguir el mismo camino de los pocos que aún quedan; y la fuerte caída en los niveles de vida del violento apilamiento de miles de inmigrantes empobrecidos en los "guetos de las grandes ciudades", junto con la ausencia de una solución visible de los partidos de la clase obrera, están empujando a las capas pequeño burguesas más atrasadas muy a la derecha, en especial a sus sectores juveniles que no tienen ninguna memoria de la ocupación nazi durante la 2ª Guerra Mundial ni de la Junta de los Coroneles en 1967-1974.

La población pequeño burguesa económicamente desgastada y políticamente atrasada, que está buscando desesperadamente un cambio radical en la extrema derecha, conforme la crisis se profundiza y los políticos burgueses tradicionales están resultando ser cada vez mayores delincuentes, gira hacia lo que parece "dinámico" a fin de "eliminar el caos" que fue generado por el capitalismo, con sus síntomas de emigración masiva y lucha de clases explosiva. El partido LAOS, con su dirigente Karatzaferis a la cabeza, al participar en el anterior gobierno "tecnócrata" de Papademos, perdió la ventaja de aparecer, ante los ojos de la pequeña burguesía golpeada, como "anti-sistema". Inevitablemente, la siguiente opción de una parte de este grupo de gente fue orientarse al cada vez más notorio Amanecer Dorado.

Por supuesto, los neo-nazis no ofrecen absolutamente ninguna "medicina" para garantizar los intereses de sus electores, y es como mínimo ingenuo pensar que esta es su intención. La historia de los dirigentes y de la senda política de Amanecer Dorado, demuestra que son las tropas auxiliares de la reacción, un grupo fundado para hacer el "trabajo sucio" que los mecanismos formales de la represión estatal no pueden hacer, como es sembrar el terror, sin limitaciones "legales", entre los activistas de izquierda y los inmigrantes. Su programa no contiene soluciones a los sufrimientos causados por el capitalismo. Está lleno de retórica a favor de la violencia física contra los que se levantan contra el capitalismo.

Lo que contribuyó al aumento del apoyo a Amanecer Dorado fue la incompetencia de los dirigentes de la izquierda. Éstos, no tienen el programa adecuado, y hasta hace muy poco tampoco tenían una solución de poder visible para ganar el apoyo de las masas de la pequeña burguesía arruinada.

Especialmente para los inmigrantes, nunca hubo una iniciativa seria y masiva para organizarlos en los partidos de izquierda y los sindicatos, ni para integrarlos con las masas obreras nativas de las ciudades en formas comunes de lucha contra la degradación capitalista de sus vidas. Así que los neo-nazis, con el respaldo del Estado, intentaron aprovechar esta brecha, presentándose a sí mismos como personas que podían restaurar la "ley y el orden", especialmente en el centro de Atenas. Esto les dio una fama en toda la nación, ayudándoles a obtener un gran número de votos en todas las circunscripciones del país.

¿Cuáles son las perspectivas para Amanecer Dorado? Esto depende básicamente de la izquierda, y especialmente de la dirección del SYRIZA tras el éxito electoral del 6 de mayo Es importante seguir las tácticas correctas para formar, tan pronto como sea posible, el gobierno de la izquierda, rechazando cualquier forma de cooperación con los partidos burgueses y, sobre todo, dar una salida política al sufrimiento prolongado de las masas con un programa adecuado.

Este programa debe incluir como mínimo, la nacionalización del sistema bancario con la eliminación de las deudas y proporcionar crédito barato; la nacionalización de los negocios mayoristas para eliminar a los "intermediarios"; la nacionalización de la producción manufacturera centralizada y la realización de un programa de obras públicas para dar trabajo a las clases medias destruidas y a los inmigrantes, que deambulan como indigentes en el centro de la capital y que son utilizados convenientemente como el chivo expiatorio para el veneno racista de Amanecer Dorado.

Sólo de esta manera podremos erradicar la influencia de Amanecer Dorado, y transformarlo de nuevo en una corriente política marginal.

Al mismo tiempo, por supuesto, una de las primeras medidas de un gobierno de izquierda debería ser declarar a Amanecer Dorado como ilegal, junto a las demás bandas fascistas que promueven la violencia terrorista contra los migrantes y las organizaciones de la izquierda y del movimiento obrero.

ANTARSYA: el sectarismo se ahogó en sus intenciones "revolucionarias"

El grupo ANTARSYA, una federación de pequeños partidos y organizaciones que hablan en nombre de la "izquierda revolucionaria", consiguió apenas un 1,19% y 75.439 votos. ANTARSYA sufrió una terrible derrota, sobre todo si se tienen en cuenta las expectativas de muchos de sus miembros dirigentes, quienes hablaban de entrar en el parlamento. Una vez más, los compañeros de ANTARSYA están negándose a sacar conclusiones a partir de una ley histórica que se repite constantemente: cuando las amplias masas trabajadoras se radicalizan, se vuelven hacia sus organizaciones tradicionales de masas.

El único resultado de la persistencia de pequeños grupos que compiten con los partidos y grupos obreros de masas, en torno a la ilusión de que la influencia de estos partidos puede ser desplazada, es empujar a simples activistas políticos de izquierda a la marginalidad política, a la frustración y al cinismo. El lugar de cualquier revolucionario verdadero hoy está en desarrollar el partido único y de masas de SYRIZA, en una lucha coordinada por la orientación marxista de la izquierda y en la solución socialista revolucionaria del poder.

La abstención, los movimientos de los votantes, y las "conclusiones de calidad"

La abstención en estas elecciones aumentó del 30% en 2009 al 35%. La mayor parte de esta abstención se debe a la debilidad económica de los votantes que viven en los grandes centros urbanos que no pueden permitirse el lujo de viajar a su lugar de origen para votar. Esto se evidencia por el hecho de que en las circunscripciones de los grandes centros urbanos, los niveles de participación son casi los mismos que en 2009.

La ausencia de una red organizada del PASOK y de ND para el transporte gratuito de votantes a su lugar de origen jugó este año un papel clave. La era de los vuelos chárter, barcos y docenas de autobuses que transportaban a los votantes en el pasado, ha terminado para los antiguos partidos principales, que están fuertemente endeudados.

De gran interés son los movimientos políticos de los votantes de los grandes perdedores de las elecciones, el PASOK y Nueva Democracia, de acuerdo con las "encuestas a pie de urna", llevadas a cabo por cinco grandes empresas encuestadoras el día de las elecciones.

El PASOK mantuvo sólo el 34,4% de los que votaron por él en 2009, ¡perdiendo 2.179.000 votos! La gran mayoría de sus antiguos votantes, un 34%, se volvió hacia la izquierda tradicional. 19% fue a SYRIZA, 10% a DIMAR (Izquierda Democrática), y sólo el 5% fue para el Partido Comunista, debido a la política sectaria de sus dirigentes. A la derecha del PASOK, el 8% se dirigió a los "Griegos Independientes", un 4,5% a "Amanecer Dorado" y sólo el 4% fue a ND.

ND perdió 1.104.000 votos, y sólo retuvo el 53% de sus votantes en las elecciones de 2009. La mayor "fuga" de votantes tradicionales de ND se dio hacia los Griegos Independientes, un 15%, y hacia Amanacer Dorado, un 7,5%. Las fugas hacia el DYSI de la Sra. Bakoyannis (que quedó extraparlamentario) fueron sólo el 4,5%, incluso menor que los que se dirigieron a SYRIZA, que consiguió el 6% de los votantes de ND en 2009.

Es indicativa para las perspectivas de los tres primeros partidos en estas elecciones la distribución de sus votantes por edad. El PASOK, reflejando un futuro político sombrío, tuvo entre los votantes más jóvenes de 18-34 años sólo el 7,5%. Los votantes del PASOK se elevaron hasta el 10% en las edades de 35-54, mientras que sólo en votantes de edades mayor a 55 años alcanzó porcentajes relativamente altos, donde obtuvo el 21% del total de esta franja. ND agrupó en la franja de 18-34 años el 13,5%, y sólo el 17% en las edades entre 35-54 años. Al igual que con el PASOK, ND sólo muestra una alta tasa en las edades de más de 55 años, con un 29,5%. La composición por edad de los votantes SYRIZA revela una prometedora tasa de crecimiento, así en las edades de 18-34 SYRIZA llega al 17,5%, y en las edades 35 a 54 alcanza el 20%, y baja a 11,5% en las edades de mayores de 55 años.

En conjunto, los votantes menores de 50 años votaron de la siguiente manera: a SYRIZA el 19,7, a los "Griegos Independientes" el 12,3%, a ND el 11,7%, el 9,5% a Amanecer Dorado, el KKE recibe un 8,4%, el PASOK un 8,2%, y el 5,8% para DIMAR. Los votantes mayores de 50 años votaron de la siguiente manera: 23,9% a ND, el PASOK 19,4%, 15,2% SYRIZA, el KKE un 9,5%, "Griegos Independientes" el 7,6%, 5,6% DIMAR, y Amanecer Dorado el 4,2%.

Particularmente importante es el hecho de que en el "corazón" de la edad productiva, es decir, el tramo de edad de 45-54 años, donde SYRIZA ha tenido tradicionalmente tasas bajas, ahora se ubica como el primer partido. Esta es la confirmación de la predicción que hicimos a finales del año pasado en nuestro documento sobre Perspectivas para Grecia, donde estimamos que la creciente popularidad de SYRIZA lo transformaría en un clásico (y de hecho, como se muestra ahora, el principal), partido obrero de masas.

Hacia nuevas elecciones - ¡Adelante! ¡Por el gobierno de la izquierda!

Los resultados de las elecciones rompieron los planes de la clase dominante y de la Troika para el establecimiento de un gobierno de coalición de los partidos burgueses, y pusieron a SYRIZA en la órbita del poder para formar un gobierno de la izquierda.

En los últimos días la clase dominante, enfrentada por primera vez desde 1944 con la posibilidad de la subida al gobierno de un partido que pertenece al movimiento comunista griego, reveló su pánico al desatar una campaña de difamación y provocación contra SYRIZA. Así, la dirección de Nueva Democracia y del PASOK, que hasta ahora han servido fielmente a los intereses de los banqueros a expensas del pueblo, de repente -desde una supuesta "sensibilidad democrática"- se mostraron dispuestos a apoyar a un gobierno con Alexis Tsipras como Primer Ministro "para negociar el Memorandum" ...

Con este truco sucio, trataron en el mejor de los casos de convertir a SYRIZA en un rehén político, dañando irreparablemente el partido a los ojos de las masas trabajadoras; y en el peor de los casos, atribuirle la responsabilidad de la "anarquía del país" e "incertidumbre" provocada a la economía por las nuevas elecciones. En esta campaña insidiosa, un papel importante fue desempeñado por la dirección de DIMAR (Izquierda Democrática, escisión por la derecha de SYRIZA hace un año), quien llamó a SYRIZA a unirse a un gobierno de "amplia mayoría parlamentaria", es decir, a una coalición con la burguesía y sus dirigentes.

Afortunadamente, hasta ahora la dirección de SYRIZA -a pesar de contratiempos individuales de Papadimoulis y Dragasakis- mantiene, en general, una actitud de rechazo a la coalición con los partidos burgueses. En nuestra opinión, el más sólido enfoque para el compañero presidente en el proceso de "mandato exploratorio" sería la devolución inmediata del mandato del gobierno a la Presidencia de la República, ya que no hay posibilidad de formar un gobierno con el Partido Comunista, debido tanto a un insuficiente número de escaños entre los dos partidos, como a la persistente negativa de la dirección del Partido Comunista [Esto fue lo que finalmente ocurrió.NdT]. En cambio, las reuniones con Samaras (dirigente de ND) y el Sr. Venizelos -acordadas por el temor de que SYRIZA pudiera ser estigmatizada como una fuerza que promueve la "anarquía"- sembró la confusión y la preocupación entre los miles de simpatizantes de la izquierda, por el peligro de terminar atrapado en un gobierno con la burguesía.

Los marxistas de Synaspismos, que publicamos el periódico Revolución y la revista Voz Marxista (Marxistiki Foni), desde el primer sucio intento de transformar a SYRIZA en un rehén de un gobierno burgués, defendimos la opción de nuevas elecciones, con el fin de pedir al pueblo un mandato claro para un gobierno de la izquierda.

Como hemos destacado en nuestra reciente declaración, este mandato claro debería basarse en un programa que cancele la deuda, que elimine todas las medidas anti-obreras de los últimos años, y establezca una economía planificada con la socialización de sus palancas fundamentales. Este gobierno debería invitar a los trabajadores de Europa a luchar por extender su ejemplo político y mostrar la solidaridad práctica con los trabajadores de Grecia que luchan contra las violentas represalias que están siendo preparadas en su contra por el Capital internacional y la Troika.

También hicimos hincapié en que, después de exponer plenamente el papel que le correspondió a la dirección de DIMAR como ejecutor voluntario de los planes de la burguesía contra SYRIZA, el único aliado de SYRIZA podía ser el Partido Comunista. Sin embargo, ya que la dirección del Partido Comunista niega sistemáticamente esta perspectiva, debemos pedir a los trabajadores que apoyen masivamente a SYRIZA en la lucha por un gobierno de izquierda, insistiendo en la necesidad de que los trabajadores garanticen, a través de su propia organización en cada barrio y lugar de trabajo, la victoria electoral de SYRIZA y la aplicación de un verdadero programa socialista.

Esta es la única manera de honrar el apoyo que la clase obrera y los pobres nos dieron el 6 de mayo y transformar permanentemente su actual esperanza para que sea movilizada hacia un cambio social radical.

  • ¡NINGUNA CONSULTA!
  • ¡NINGÚN TIPO DE COOPERACIÓN CON LOS PARTIDOS BURGUESES!
  • ¡UN GOBIERNO DE LA IZQUIERDA CON UN PROGRAMA SOCIALISTA, LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA GRECIA!
  • ¡LOS ESTADOS SOCIALISTAS UNIDOS, LA ÚNICA SOLUCIÓN PARA EUROPA!
Home » Spanish » Europa