Crisis capitalista internacional y Brasil

PrintE-mail

Presentamos la Conferencia que el compañero Serge Goulart dio en Septiembre 2013 en Argentina [1]. Este artículo será publicado en la Revista Sísifo Nro. 3 editada por el CESS (Centro de Estudios Sociales y Sindicales) dependiente del SiTOSPLAD (Sindicato de Trabajadores de OSPLAD), que se encuentra en proceso de imprenta.

dilma-obamaSerge Goulart es un dirigente obrero, miembro fundador del PT -Partido de los Trabajadores de Brasil-, dirigente del Movimiento de Fábricas Recuperadas en Brasil, editor de la prensa Lucha de Clases y dirigente de Esquerda Marxista, Sección brasileña de la Corriente Marxista Internacional.

Marcelo C:  buenas tardes a todos, en primer lugar agradecer la concurrencia a los presentes, sobre todo en este día tan lluvioso , que no ayuda mucho para salir de casa y agradecer también a los compañeros de la Unidad Socialista para la Victoria, que nos han cedido este espacio, de manera fraterna y compañera. Por otro lado,  quiero contarles que al término de esta actividad, aquí al lado se va a representar una obra de teatro por el grupo  “Los sinvergüenzas” que se llama “Marx ha vuelto”, así que al término de la charla, quedan todos invitados para ver la obra.

Contarles, que aquí en la mesa están algunos de nuestros materiales, van a poder ver una revista que editamos, “América Socialista”, es un número reciente que hemos publicado, en ella, ofrecemos un material de análisis político y teórico desde una perspectiva marxista, por supuesto que  todos aquellos compañeros que les interese, la pueden hojear o adquirir en la mesa, junto a libros, folletos y cuadernillos de formación política.

La idea que teníamos hoy, es abrir un debate sobre la situación política abierta en Brasil, tras las masivas movilizaciones que tuvieron lugar hace muy poquito.

Nuestra propuesta, es pensar la patria grande entre todos, porque pensar Brasil es pensar la patria grande, pero la propuesta que tenemos en este análisis, en este debate que queremos plantear es, como el título de la charla lo indica: crisis internacional del capitalismo y Brasil. O sea venimos a proponer un análisis de nuestra América Latina, de nuestros procesos políticos, pero abordado desde un contexto claro, que es el contexto de la crisis capitalista mundial.

Creemos que son dos elementos que están muy ligados y para hacer un análisis certero y provechoso que nos permita trazar perspectivas, consideramos que es necesario que la charla sobre América Latina esté enmarcada en lo que está pasando afuera de América Latina.

En ese sentido va a exponer el compañero Serge Goulart, a quién también le agradecemos su presencia y su predisposición. Bueno, muchos de los que están acá lo conocen a Serge. El compañero es un dirigente obrero, miembro fundador del PT, el Partido de los Trabajadores de Brasil, miembro de su mesa nacional. Es dirigente de movimientos de fábricas recuperadas en Brasil. Es editor de la prensa Lucha de Clases, de la web del mismo nombre y a su vez es dirigente de la Esquerda Marxista, organización hermana de la Corriente Socialista Militante de Argentina y sección Brasileña de la Corriente Marxista Internacional. [2] Así que bueno sin más preludio, los invitó a escuchar al compañero y luego de su exposición tras una serie de debates donde plantear opiniones, preguntas, dudas, sugerencias y entre todos poder llegar a hacer un análisis, un balance político que nos enriquezca a todos. Los dejo en manos del compañero Serge.

Serge Goulart: Buenas noches a todos los compañeros y compañeras. Quería empezar diciendo que tienen que disculpar mi español, mi castellano. Bueno compañeros lo primero que quería decirles es que voy a intentar con la intervención, con  la charla,  transmitirles un poco a ustedes del ánimo que tengo con la situación internacional que estamos viviendo. Yo soy fundador del PT, de la CUT en Brasil, en los tiempos de las grandes huelgas de metalúrgicos que han visto surgir estas organizaciones, yo era un poco más joven, hace treinta y pico de años y estaba muy entusiasmado porque después de muchos años, las masas se lanzaban al combate y al mismo tiempo terminaron construyendo un partido y una central sindical que en sus inicios tenía una política revolucionaria en Brasil y con esta política han reunido millones de personas y el PT se ha transformado en el más grande partido de la historia del Brasil. Y este entusiasmo yo lo siento otra vez ahora, en los últimos tiempos, con lo que pasa en el mundo. Y esto no por qué estén surgiendo grandes  partidos socialistas o revolucionarios o no. Esto es una etapa. Pero lo que estoy viendo es que no hay sitio en el mundo, donde las masas no están movilizándose y hay verdaderas rebeliones en sitios donde no se veía esto hace décadas.

La situación en Europa en particular, es una situación que transita para  una situación explosiva convulsiva revolucionaria.  ¿Dónde va, cuándo va? No es posible predecir, pero voy a intentar dar datos de lo que pasa, de la disposición de los obreros, y de la juventud, en esta situación. Después explico un poco, a partir de esta situación, y entro en un aspecto que es muy interesante de analizar, que es la situación de Brasil desde inicio de junio hasta ahora, porque Brasil, como Turquía, era “cantado” por todos los capitalistas que tenían gobiernos muy amigos, muy esforzados por el capitalismo, crecían al  5 o 6% al año, todo iba bien en este capitalismo maravilloso, un partido que tenía muchos lazos con las masas, y al día siguiente tiene millones de personas en la calle gritando contra los partidos  de derecha, contra el gobierno del PT con la burguesía brasileña, y esto no acabó, no paró.

Voy  a explicar lo que pasó incluso como la prensa burguesa, los Clarín o La Nación de Brasil, han intentado manipular y presentar las cosas. ¿Y qué está pasando en el movimiento obrero?   Entonces voy a intentar hacer esto, son cuarenta y cinco minutos en el que voy a explayarme, es poco pero los rasgos fundamentales creo que se pueden explicar.

Empiezo por la situación en Europa, en el mundo. Vivimos una nueva situación en el mundo. Se abre una nueva etapa histórica, en el globo, en el planeta. ¿Cuándo en la historia de la humanidad han visto 17 millones de personas en el mismo día en la calle para derribar un gobierno? Ni en las más grandes revoluciones obreras. 17 millones de personas y un país como Egipto que tiene 80 millones y esto también es interesante para analizar las políticas en relación a lo que pasa en el mundo. Durante 70 años, debido a la hermandad musulmana en Egipto, cuarenta de ellos han pasado metiendo bombas a turistas y gobernantes, principalmente en turistas. Y no han conseguido nada. Han fortalecido la dictadura de Mubarak.

Las masas el 25 de enero de 2011, en una semana, han  derribado un hombre que estaba hace 40 años en el poder, sin armas, solo las masas. Fue la primera revolución egipcia.

Ahí había gente que decía: “sí, pero mira que han derribado a Mubarak, pero ahora está ahí la hermandad musulmana”. Había gente de izquierda que decía: “no, los hermanos musulmanes son antiimperialistas”. Ilusión increíble. Y había otros que se sentían deprimidos porque “sacamos uno y ahora tienen otro”.

Bueno, hay que esperar. Las masas  hacen su experiencia. Han salido de la primera revolución egipcia, sin partidos, sin organización, sin sindicatos. Hicieron milagros. Y tenían que reflexionar y tenían un  segundo punto y  al final la única organización nacional que había en Egipto es el Ejército y la hermandad musulmana, que se había transformado en una gran red de distribución de asistencia social. Bueno en cuanto la gente se lamentaba el pueblo egipcio, se movía, reflexionaba, y han hecho la segunda revolución egipcia. En junio, el 26 de junio, 17 millones de personas en la calle. “Ah pero fue el Ejército, los milicos,  la dictadura…” lo que han hecho los del Ejército, el general El- Sisi, fue  una anticipación de algo inevitable.

El poder estaba en la calle, las masas iban  a  derribar  todo el edificio del estado burgués capitalista en Egipto. Y el principal pilar es el Ejército egipcio. Lo que hicieron los generales fue anticiparse, en nombre del pueblo, derrocó  este gobierno, para intentar y capitular, incluso sindicalistas de la oposición, de las masas, para participar del gobierno. Ahora no se preocupen, se están matando el Ejército y la hermandad musulmana, pero lo que más está muriendo son sectores populares. Porque tanto con Mubarak como con las huelgas son reprimidas a bala. Los estudiantes arrestados y la gente, muerta en la calle.

Porque la hermandad musulmana y el Ejército, lo que les interesa es ahogar la revolución, que está en curso. Escriban, no soy cura ni profeta pero escriban, la tercera revolución egipcia va  hundir al Ejército egipcio, terminando el trabajo que empezó en 2011. Todavía falta mucho camino, mucho sufrimiento por el frente, las masas no tienen partido, los sindicatos están divididos, pero van a lograrlo

La revuelta popular, la revolución popular, que empezó en Siria, fue ahogada, estrangulada, por Assad reprimiendo y por el autoproclamado Ejército Libre Sirio, que es una federación de bandas islámicas integristas, financiadas por Estados Unidos, armada por los Emiratos Árabes, por los qataríes, esta gente toda que son reaccionarios completos.

Lo quisieron transformar en una rebelión popular contra el régimen de Assad, en una guerra de confrontación  de dos fuerzas  armadas  y el pueblo se retiró de la escena política. Pero esto va a resurgir…ahora no consiguen resolver el problema, están hablando de intervención y lo que van a hacer con la  intervención es empeorar la situación y transformar Siria en una Libia. Cuando hubo una revolución popular contra Kadafy: ¿qué hicieron los islámicos o los imperialistas? Explotaron al país y ahora son señores de la guerra, bandas armadas y Libia no existe como país.

Una parte de las bandas armadas por los imperialistas, fue la que atacó Malí y que el Ejército francés tuvo que intervenir en Malí para defender los intereses de los imperialistas franceses.

Bueno, esta es la situación y es muy dramática. Pero lo que hay que mirar al fondo es el momento de las masas que se rebelan contra todo y contra todos, sin organización, sin partido, sin nada. Creo que todos en esta sala concuerdan que si no tienen partidos, sindicatos organizados, movimiento real político organizado, las revoluciones no van a sitio alguno, van  a explotar pero es un proceso, en este proceso también se construyen los grandes partidos. Los grandes partidos no se construyen cuando está todo calmo y después hacemos la revolución…no, es un proceso continuo, lo que vivimos en el mundo.  Vamos a hablar de Europa, empiezo por Suecia, acá creo que en Argentina como en Brasil, prácticamente no se hablaba de eso, pero del 15 de mayo al 20 de junio, todas las grandes ciudades de Suecia, fueron incendiadas en la periferia. Quemaron todo y la gente quemaba el banco en el que no puede tener cuenta, quemaba  la escuela a la que no puede traer a su hijo, quemaba  el restaurante que no puede entrar para comer. ¿Cómo empezó esto? Una casa ocupada en la periferia de Estocolmo,  un hombre de 70 años estaba un poco loco y con un cuchillo amenazaba a la gente. Alguien muy inteligente llamó a la policía. La policía vino y controló directamente la situación, le metió nueve balazos al tipo y controló la situación. No es la primera vez que la violencia policial se convierte en la chispa que enciende el fuego de esta manera.   La policía llamó refuerzos y se armó un lío que se incendió todo ahí. Y  empezaron a irse a otros barrios y después empezó en otras ciudades. La policía perdió el control. El primer Ministro ha convocado el Ejército para controlar la situación. No lo consiguió. Todas las noches se incendiaban las ciudades. El Ministro va a la televisión y convoca el partido fascista para que intervenga  y el jefe del partido fascista dice “sí nosotros vamos a mostrar a  estos cabecitas negras quien manda en Suecia “.

Bueno se fueron a la confrontación y no consiguieron controlarla.  Esto es Suecia. El país capitalista que era casi socialista porque la diferencia era de no podía haber en Suecia más que cuatro veces el menor y mayor salario del país. El principal país de más nivel capitalista en el mundo incendiado todo. Un mes. Bueno, hablemos de Grecia que tiene 11 millones de habitantes. Algunos datos: en 2010 fue cuando empezó a decirse que estaba insolvente, que quebraba. Tenía una deuda de 98  mil millones de euros. En 2013, después de muchos planes de austeridad, reducción de pensiones, jubilación, por la mitad, el salario nominal de los empleados  fue reducido en 20% al 40% nominal,  bueno cierre de escuelas, guarderías de niños, y privatización. Han mejorado la situación, ahora no deben 98  mil  millones de euros, deben ¡¡¡330 millones de euros!!! y la receta es hacer más recortes.

Desde 2010 hasta el 2013, han recibido 112 mil millones de euros de préstamos, de bancos, para “salvar” a Grecia…fueron casi todos para pagar bonos de la deuda europea.

Hasta el 2016 tienen que pagar 105 mil millones de euros. Tienen cinco millones de trabajadores en Grecia. Y de estos 5 millones,  29,5% están desempleados, y entre los jóvenes, de 18 a 24 años el desempleo es de 60%. Un desastre completo en el país. Los cálculos de todos los especialistas burgueses, nada revolucionarios por cierto, dicen que la situación económica de Grecia de 2008, hasta ahora, ha provocado una caída de la expectativa de vida de 5 a 7 años en los próximos cinco años. ¿Saben lo que es perder una expectativa de vida de 5 o 7 años por la crisis económica causada por los capitalistas?

Bueno pero los trabajadores reaccionan en Grecia, pero el problema, la mayor parte del problema, es que como en Grecia, como en Brasil, y puede ser que sea también en Argentina, los dirigentes sindicales más grandes que controlan las centrales sindicales, son unos artistas. En Grecia han convocado 29 huelgas generales, de un día, de un día y medio, de cuatro horas, de 10 horas, es como el efecto de una olla a presión, liberan algo de presión, para distender la cosa. Pero hay reacciones que se desarrollan ahí, y de una manera muy impresionante.

Esto se ve en que una de las consecuencias es que el partido PASOK, que estaba en el gobierno, tenía la mayoría del movimiento sindical con él, el resultado que el PASOK ha pasado en las últimas elecciones al 7% de los votos, cuando tuvo una posición dominante en la sociedad y en la clase obrera, el partido histórico de los trabajadores griegos, repudiado por los trabajadores. Y de los sindicatos han quedado menos del 5%,  que antes estaban, sindicatos  de médicos, de arquitectos, los sindicatos obreros todos, se pasaron a la oposición y se desafiliaron del PASOK, porque en Grecia los sindicatos son afiliados al partido. Se desafiliaron, o sea un completo fracaso.

Y en verdad con 29 huelgas generales es que el poder  no está en las manos de los trabajadores, porque los dirigentes hacen maniobras diversas. Ellos, están convencidos de que el capitalismo tiene salida, esa es la cuestión. Pero los trabajadores no, el gobierno griego ha decidido que ponía un tipo de impuesto, sobre los inmuebles, extra, para financiar la deuda final,” todos tenemos que pagar esto no”, y la gente quemó millones de boletas, ¿qué hizo el gobierno desesperado?  Mandó imprimir el impuesto en la cuenta de luz, de energía, de las casas, o sea si no pagas, te cortan la luz, y la gente desesperada. ¿Qué hicieron los trabajadores? Los trabajadores de luz y fuerza hicieron asambleas, llamaron  a los gráficos, de la prensa oficial, que imprimía la cuenta de luz, hicieron asambleas,  hicieron asambleas juntos y ocuparon la gráfica, la prensa, la imprenta y han impreso sin el impuesto. Y han distribuido, después de distribuir  la cuenta de luz sin el impuesto han ido de la asamblea en manifestación al Ministerio y han subido y cortado la luz en el Ministerio de Planificación que no pagaba hace cuatro meses.

En el Ministerio de Salud no cortaron la luz porque hay un hospital adjunto en el Ministerio. Bueno, estas son maneras, que lo que está pasando en Grecia es que por abajo, está habiendo una renovación en los sindicatos, increíble. Sigue la dirección del sindicato, pero no controlan ninguna fábrica más. Se han renovado con comisiones, con internas, etc. y la gente que insulta a los dirigentes que  han tomado una actitud muy inteligente: no llamar a elecciones más porque van a perder las elecciones.

Esta es la situación en Grecia y veo verdaderamente un giro a la izquierda en los sindicatos de base. La situación política de Grecia es interesante. En 1991, hubo una escisión del Partido Comunista que tiene una implantación obrera muy fuerte en Grecia, como los europeos en general tenían los partidos comunistas antes. No es el caso de Argentina ni Brasil, pero ahí sí controlaban la mayoría del sector obrero privado. Una escisión que  tenía 2 o 3 % de votos y que se llamaba Sinaspysmos que decía somos de la familia  comunista. Con la crisis, el PASOK que fue a la derecha cada vez más y el partido comunista que tenía una base fuerte fue tan a la izquierda, tan a la izquierda que parecía el partido comunista de Alemania en 1933, y decían que  no se aliaban con nadie porque nadie más era revolucionario, sólo ellos. Y hacía un discurso de volver al dracma, un discurso nacionalista, como los estalinistas siempre hicieron históricamente. Bueno el Sinaspysmos empezó a  conformar un frente con grupos independientes y se construyó Syriza. Syriza se transforma del 4% de los votos, que era lo máximo que habían tenido antes y en un año pasa al 27%

Y el sistema electoral griego, es el siguiente: el partido que llega al frente, hay 10 partidos, uno 10, otro 15, otro 20, el que llega con un 1% al frente de los otros, gana un bonus de mayoría, y se transforma en el partido mayoritario del Parlamento, para darle estabilidad al régimen.

Bueno la disputa hace dos años, el Syriza llega al 27% y la derecha llega al 29%. El partido comunista tiene el 3% solamente de los votos, cuando históricamente tenía 8 a 11%, porque toda la gente lo abandona y se va a Syriza que todo el tiempo proponía… hagamos una alianza electoral con el Partido Comunista, con independientes, y hacemos un gobierno para revocar el memorando,  las decisiones de la Troika, sobre la austeridad, y no pagar la deuda a los bancos. Ustedes pueden saber lo que sería esto, un gobierno en Grecia que haga esto, les aseguro que desataría una situación imparable en Europa, en Grecia. Pero el partido comunista fue rechazado y por lo tanto el Syriza no fue el gobierno, sólo por el 2% de los votos.

Bueno, ahora, en los últimos tiempos, Syriza estaba con 37% y Alexis Tsipras que es el dirigente  principal, ya se está preparando para ir al gobierno. Incluso ha estado en Brasil reuniéndose con la dirección nacional del PT, para pedir apoyo. Pero al mismo tiempo que se prepara para ir al gobierno, empieza a preparar un discurso de gobierno , o sea “ bueno no es que vamos a revocar todo el plan de austeridad, tenemos que renegociar”, y esto está haciendo un reflejo, en la base del Syriza donde el congreso partidario, que tuvo lugar ahora en julio, el 45% del congreso ha votado en contra de Alexis Tsipras y se ha formado una izquierda, que es bastante amplia, pero una izquierda del Syriza.

Así que tenemos una situación, que es más probable que tenga elecciones ahora en octubre, en septiembre-octubre, en Grecia, y que Syriza acceda al gobierno, y vamos a ver qué va a pasar, porque la gente que va a votar a Syriza, no va a aceptar que llegue al gobierno y haga lo mismo que los otros...esto va a explotar en Grecia.

Pasemos a España. El PSOE fue sacado del gobierno por su política de austeridad. La gente que ha visto los datos de España, ha visto que el PP (Partido Popular), el partido de derecha, no ha avanzado mucho. Creo que han tenido un poco más de 200.000 votos solo de las elecciones anteriores. Pero sí la base obrera, se ha retirado, y ha rechazado apoyar al PSOE, el resultado es que la derecha toma el gobierno y sigue aplicando las políticas que el PSOE estaba aplicando, y lo profundiza. Rajoy que está en el gobierno, es un semi-fascista

En Argentina se sigue bastante la situación política-económica en España, saben que el desempleo es tremendo. En este momento están con un 30% de desempleo, casi 30, veinte y pico de desempleo. El desempleo de la juventud es 45 o 48%, algo así, y los bancos como son gente muy sensible han empezado, hace dos años y medio, a sacar a la calle a la gente que no pagaba las cuotas mensuales, y hemos visto que en España un fenómeno extraordinario que es el alarmante aumento de suicidios.

Entonces hay dos cosas, que en el día 12 de febrero de este año (2013) un tipo llamado Francisco Bretton, que es de la construcción civil, trabaja en la construcción civil y que por la mañana desayunó con la mujer y la hija, besó a la mujer, llevó la hija a la escuela, volvió, subió a su piso y se mató. Porque el banco le iba a sacar el apartamento, ya habían decidido que lo sacaban en dos semanas, y él ya había, hace cuatro meses, intentado matarse, en la vereda, en frente del banco, intentó matarse. No lo consiguió y ahora sí lo consiguió. Porque el banco le sacaba el piso y le dejaba 30 mil euros de deuda que tenía que pagar, o sea, estaba desesperado.

En diciembre, 27 de diciembre, una muchacha, salta del cuarto piso de su apartamento, en el país vasco, porque la iban a desalojar y esto empezó en a ser normal. Bueno, lo impresionante no es que esto pase. En las crisis, en el 29, saltaban de los pisos los capitalistas, y ahora saltan los trabajadores, y los capitalistas se ríen, son más ricos cada vez más con la crisis. Pero lo que pasó después que esta muchacha saltó, cinco días después, el equipo de fútbol local abrió una pancarta que decía “No son suicidios, son asesinatos, bancos y políticos son cómplices, paren de desalojar”, o sea empieza un sentimiento, incluso las capas más hondas de la población de que es un problema político.

La huelga de los mineros, los mineros de Asturias, que tienen una historia maravillosa, eran el primer soviet en los años 30 en España, y esta vez se metieron en huelga contra un recorte de Rajoy con sus derechos y conquistas. Se han metido de nuevo a pelear con la policía que se ha transformado casi en una guerra, en YouTube pueden ver, pongan ahí ” Huelga mineros Asturias”, van a ver que la policía venía con gas, y ellos con tubos, hacían bazookas y saben que mineros siempre discuten con dinamita en la mano. Bueno metían bomba y bueno los dirigentes sindicales desesperados, 15 días de guerra total y los dirigentes reformistas dijeron “vamos a soltar presión ahí…” y vamos a Madrid” y han empezado a ir a Madrid.

Bueno  la gente solidarizándose en todas las ciudades que pasaban y cuando llegan a Madrid los bomberos están en huelga y hay otros sindicatos que se reúnen y dicen “vamos a saludar y a recibirlos a los mineros que llegan”. Los dirigentes mineros que querían un acuerdo con el gobierno y no confrontar, estaban desesperados… ¿Qué hacemos?... los trabajadores, los bomberos, iban a salir a las 5 de la tarde, pero entraban en Madrid los mineros. ¿Qué hacen? Retrasan la marcha para entrar a las dos de la mañana en Madrid y así lo hacen. Pero cuando están yendo, cerca de las dos de la mañana. Empiezan a venir de Madrid dos largas columnas de bomberos “estamos con los mineros” decían y se enganchan brazo con brazo y hacen la entrada, hacen la seguridad, de la entrada de los mineros en Madrid. Y cuando llegan, a las dos de la mañana, habían 200.000 personas esperando a los mineros, a las 2 de la mañana. Esto no es normal, esto no es una lucha sindical normal, ni una situación política normal. Y hasta las 5 de la mañana, 6 de la mañana, fiesta total en Plaza del Sol.

Esto es cuando la clase a pesar, de dirigentes inteligentes que maniobran , pero que en verdad son vendidos a la estabilidad del capital y del gobierno, la clase empieza a moverse y a buscar una manera política de engancharse, de realizar la unidad, que los divisionistas, los reformistas, los traidores, los vendidos, impiden que se realice todo el tiempo. Porque un obrero, cualquier obrero en una fábrica, un trabajador sabe que divididos serán derrotados.

Cuando se juntan 17 millones en la calle, hasta los generales se quedan revolucionados y derrocan un gobierno. Y esto que les cuento que pasó en Madrid es un ejemplo del proceso molecular que se desarrolla en toda Europa.

Turquía, antes de hablar de Brasil voy a hablar de Turquía: 5 % o 7% de crecimiento, el gobierno ganaba todas las elecciones, hace 10 años, todo estaba bien…capitalismo maravilloso, pero con un ejército y una represión sindical en las huelgas muy dura. ¿Y que se les pasa por la cabeza? La idea de cortar 600 árboles y de hacer una mezquita musulmana. Y eso después de que habían tenido unas ideas raras, que habían prohibido el beso en público. Y bueno la gente salía besándose en Estambul y nadie podía hacer nada. Después le ponen nombre de un puente del Bósforo de Suleiman “el feroz”, que es un sultán del imperio que era un asesino sangriento. O sea se producen una serie de provocaciones. Cuando el gobierno cortó los 600 árboles y dijo que iba a hacer una mezquita ahí, explotó el país.

Había unos jóvenes ahí gritando contra los arbolitos que se van a morir y se da la represión al día siguiente. Y yo fui a Turquía, y hablaba con el mozo de un bar y le preguntaba: “y tu participaste?”… “sí, me contesto, yo trabajaba hasta las 10 o 12 de la noche y luego me iba a marchar, a pegarle a la policía. Hasta la mañana estamos peleando porque la situación no va mas...” y la represión se iba ampliando…represión, represión. División del partido del gobierno. El presidente está abiertamente enfrentado al primer ministro y se produce la división del ejército, una parte quiere reprimir otra parte dice “no, deja que caiga el gobierno”. La represión es muy grave, y los sindicatos no entraron inicialmente en el combate, fue un poco parecido con Brasil eso, represión sobre jóvenes populares, muchachos que no tenían experiencia de combate en las calles. Y saben que todos los equipos de fútbol de Turquía empezaron, con las hinchadas organizadas, a hacer la seguridad de las manifestaciones. Y bueno ahí era la hinchada organizada contra la policía, una cosa más increíble, porque ahí se pegaban a palos y saben cómo son esos hooligans, pero estaban al lado del pueblo contra la represión, la cosa más impresionante.

Yo conozco bastante Turquía, estuvimos ahí en ocupaciones de fábricas, y ahí había un permanente trabajo, de casi todos los partidos prácticamente y el gobierno, de dividir a los turcos  de los kurdos, una división permanente, y los kurdos sentían eso. Los kurdos son los que hacen los trabajos más pesados en Estambul, son obreros y trabajadores. Bueno en una semana de manifestaciones, al final del enfrentamiento, cuando se terminaban porque la policía retrocedía, se abrazaban todos y hacían danzas juntos, primero danzas turcas, después danzas kurdas, y el gobierno desesperado porque se destrozó en una semana un trabajo de 10 o 15 años de división nacional. Esta es la situación que estamos viviendo.

Pasemos ahora a Estados Unidos, ya además del movimiento “Occupy” hay algo que hemos hablado mucho con los compañeros y es que después de 70 años, ocurrió la primera ocupación de fábricas en Estados Unidos, en la fábrica “República de puertas y ventanas” y al ser entrevistado un trabajador del lugar por un periodista que estaba espantado y le dijo ¿Qué hizo? ¡Ocuparon una fábrica de 3000 obreros que va a cerrar! Y el obrero le contestó: “Yo estuve en Venezuela, y en Venezuela vi que estaban hablando de ocupaciones de fábricas, y me interesó eso para ver qué era. Y descubrí que en Argentina y en Brasil también ocupaban los lugares de trabajo cuando iban a despedir la gente. ¿Por qué no podemos hacerlo acá?”. Y ocuparon la fábrica. Esta fábrica ahora se ha transformado en una cooperativa, bajo control de los trabajadores. Bueno no tengo mucho tiempo para seguir contando historias sobre la lucha de la clase trabajadora y la juventud de EEUU, yo sé que ustedes conocen todas las plazas ocupadas que hubo, etc. Quiero ir mas adelante, vamos a entrar en Brasil.

Brasil, tenemos una leyenda en Brasil desde que Lula entra en el gobierno en 2003, la misma dice que Lula ha tomado tantas medidas progresivas, que ha salvado el país de la crisis en la  que estaba e incluso que se ha atravesado muy bien por la crisis internacional.

Lula dice “ahí afuera tienen un tsunami pero acá va a pasar una olita”. Bueno todo estaba bien, el capitalismo muy satisfecho, el número de millonarios se ha doblado en Brasil en 10 años, y todo está muy bien. Los bancos satisfechos, las multinacionales maravillosas, todo funcionando fantástico…y ahí un día el prefecto, el alcalde, de San Pablo, que es del PT, y el gobernador del Estado de San Pablo, que es del PSDB (Partido Social Demócrata Brasileño), y la oposición, van juntos a la televisión, abrazados, y dicen “mi gente, para el bien del pueblo, reajustamos la tarifa del transporte en 20 centavos”, y salen, y al día siguiente tienen 10.000, 15000, 20.000 manifestantes en las calles...ellos realmente estaban asustados porque cada día tenían 5000 más y cada vez más manifestaciones.

Cuando  los manifestantes llegaron a 20.000 en San Pablo, mandaron a la policía. Y hay que comprender, la policía está bajo control directo del gobernador del PSDB, que es el gobernador estatal, pero, ¿cómo va a hacer esto en un país que está gobernado por un partido de izquierda?, el partido de los trabajadores, que controla las tropas, la policía federal, la justicia. Sólo con un acuerdo.

Entonces qué pasa, se da la manifestación con 20.000 manifestantes y la policía viene y reprime duramente. Yo no me acuerdo de tanta furia y violencia, sólo en la época de la dictadura militar, cuando cualquier reunión de 10 estudiantes o 10 trabajadores, era para ellos el comunismo tomando el país. Furia, policía, palos para todos, incluso a los periodistas, hay periodistas con un ojo herido, otros internados en el hospital, y encima detenían a toda la gente.

Bueno al día siguiente por la mañana, el Ministro de la Justicia que es un hombre de una corriente de izquierda del PT, va a la televisión y dice “estamos muy preocupados por la situación y por esto quiero decir al gobernador del PSDB de San Pablo que si es necesario estamos listos a enviar las tropas federales para poner orden en la Capital

Bueno esto a las 8 de la mañana, y creían que con esto se terminaba todo, pero se auto-convocó una manifestación para el lunes, y fueron como 300.000 personas y la policía que estaba preparada para reprimir fuertemente otra vez.

No había movimiento organizado en Rio de Janeiro, y fueron 300, 400 mil personas a las calles, contra el ajuste de tarifas que también había en Rio y en otra ciudad  y para el final, en junio, 4000 ciudades han participado de manifestaciones contra las tarifas, por educación, salud, contra la copa mundial. Y tengan en cuenta que en Brasil manifestarse contra la copa es duro. Nadie de izquierda proponía esto, ni hablaba de esto pero el pueblo habló con manifestaciones increíbles, que incluso intentaron entrar en el territorio soberano de la FIFA, porque los organizadores del mundial tienen extra-territorialidad en la zona de los estadios. Por ejemplo en Brasil no se puede vender alcohol dentro del estadio de fútbol, pero para la copa, sí. Tienen whisky, todo, y encima cuesta 1000 dólares una butaca.

En una semana de manifestaciones que realmente habían tomado el país, la burguesía estaba atónita, desesperada, y el gobierno también. Al final reculan, todos empiezan a anular los reajustes. Bueno, pero la gente no está contenta con esto, y convoca manifestaciones para conmemorar y para seguir demandando educación, salud, transportes, “queremos ahora transporte gratuito, cero tarifa”, y ahí en la manifestación que la prensa decía que tenía 300.000 en Rio de Janeiro, tenía, como mínimo, 1.000.000 de personas. San Pablo tenía 500.000 personas y empezaron los trabajadores, los obreros, a entrar en las manifestaciones, porque antes no estaban, eran trabajadores los que estaban ahí, pero no estaban organizados como sindicatos, y los dirigentes de los partidos políticos, estaban todos mirando la luna, que va rodando por Callao, como dice el tango ¿no?.

Los grupos de jóvenes que se manifestaban no hablaban en nombre de nada, hablaban en su propio nombre. Es una manifestación que no tiene dirección política, y los grupos anarquistas, han decidido, como son muy progresistas esos anarquistas, han decidido que el micrófono es autoritario, entonces no podía haber un alto parlante, no podía, porque era autoritario eso. Y entonces amenazaban con quemarnos los camiones con los altoparlantes y los sindicalistas, los dirigentes decían, “ah no, no podemos arriesgar los camiones, no podemos”, y así dejaron todo en la mano de estos jóvenes y ahí aparecen los grupos locos, ésos como los black block, cuyo objetivo no es un programa político sino pelearse con la policía, y romper todo, porque es una revuelta contra el capitalismo pero esto es algo completamente loco, que no lleva a nada y que rompe la organización popular ya que la burguesía lo utiliza y dice “ vándalos”, “ bárbaros” “están quemando todo”,” represión para poner orden”. Y ahí la represión

La policía normal ya no podía. Entonces los medios, la prensa burguesa, cambian de posición cuando había un millón en Rio, 500 mil en San Pablo, y así en 24 horas cambian la posición y pasan a apoyar las manifestaciones. “Sí, es democrático, no pueden quemar, romper, pero es democrático, los apoyamos, es legítimo, pero claro, tiene que ser del pueblo, sin partido, sin sindicato, saquen la izquierda, esta “mierda”. Pero los dirigentes de izquierda no estaban, estaban los militantes de base, de todas las organizaciones, pero dispersados, o mal organizados, y la dirección mirando la luna. Y la prensa empieza a motorizar eso de que tiene que ser sin partidos, porque es del pueblo, legítimo del pueblo, y claro intentando desviar la atención contra el gobierno del PT solamente, cuando la manifestación era contra todos, y la gente decía “políticos traidores”, y la prensa burguesa decía, y “si no puede haber políticos, ni partidos, ni banderas, en la manifestación “. La Federación de Industrias de San Pablo (FIESP) ha hecho un juego de luces, en la plaza, en la calle, en la Avenida Paulista, que ponía la bandera de Brasil, en el edificio.

Entonces los sindicatos empezaron a venir, por debajo. No por indicación de la cúpula de las centrales, y de ahí los dirigentes empezaron a ver que tenían que moverse y entonces organizaron la manifestación, la penúltima gran manifestación. Se organiza una operación de alto vuelo político, sostenida por la prensa brasileña, antes solo daba una página y ahora para esta ocasión, publicaron 10 páginas. La televisión aportó lo suyo, abriendo espacios de tres o cuatro horas, en vivo, mostrando los destrozos de ciertos grupos, con el objetivo de desprestigiar a la movilización. En San Pablo, en Río,  no tuvieron mucha repercusión. También llevaron adelante una operación militar ¿qué hicieron?

La policía, comenzó a convocar y a traer a los grupos fascistas. Los grupos fascistas en Brasil no tienen base de masas, ni experiencia de calle, ni de combate de calle, nada, son pequeños grupitos de 10, de 50, y les explico que al final de las grandes movilizaciones, los fascistas creían que con el apoyo de la prensa iban a atomizar, amedrentar a los manifestantes. Intentaron convocar una manifestación fascista en plena Río de Janeiro y en San Pablo. En San Pablo han reunido una masa de gente ¡¡50 personas!! En Río de Janeiro, sólo a ¡¡6 personas!! fueron sólo seis activistas fascistas, había un estúpido que agitaba, la gente pasaba y decía: ¡¡éste está loco!!.

Pero que pasó que los medios de comunicación pudieron presentar la manifestación como que “las masas han expulsado a los partidos de izquierda y a los sindicatos”. En esta manifestación los dirigentes sindicales y políticos estaban obligados a participar, porque su base sentía que la movilización de miles y miles era justa y por lo tanto apoyaban y participaban de las mismas. La Juventud del PT, que no es una juventud revolucionaria, ya que la mayoría de ellos son asesores de diputados, de dirigentes sindicales, esta juventud del PT, ha decidido que apoyaba las manifestaciones y estuvo en la manifestación ¡¡contra su alcalde!! y la dirección viendo que los sindicatos apoyaban, decidieron que iban a participar,  pero no convocaron a nadie, no organizaron nada, ni servicio de seguridad, nada, sólo fueron.

Entonces han decidido que debían tener un mínimo de organización, y organizaron una reunión para tal fin. Nuestra Juventud, de Izquierda Marxista, que nos encontramos dentro del PT, participó de las reuniones en San Pablo, y nuestra propuesta fue ir todos juntos, organizar la manifestación. Pero han decidido que no van trabajadores organizados por sindicatos, no van los altoparlantes, pero sí con la bandera y pancartas.

Los grupos de anarquistas van a la cabeza de la manifestación, miren que loca idea, los han puesto a la cabeza. En el medio van unos de izquierda, más o menos violentos, y otros más moderados, como el PSTU, el PSOL, el Partido Comunista, y algunos otros como el Partido Comunista Obrero, pero que significa poco, detrás de una bandera grande. Y más atrás, yo creo que por experiencia, porque son bien inteligentes para marchar… va el PT, la CUT, el PC do B, el MST (Movimiento Sin Tierra) , la Unión Nacional de Estudiantes, la Unión Brasileña de Estudiantes Secundarios, ya que son las más grandes organizaciones de masas del Brasil. El PT tiene dos millones de afiliados. Vamos a ir en bloque, bueno.

Y pasó lo siguiente, empezó la manifestación con centenares de miles de manifestantes y por detrás del grupo de donde estaba el PT, pero también otros por detrás, comenzó una presión y se veía como si fuera un cordón y atrás de ellos, unos tipos con unos bastones y uno con un cuchillo y otro con palos. Había un montón de palos de criquet, que, como ustedes saben los proletarios utilizan mucho todos los días ¿no?, para jugar criquet. Y venían por atrás, amenazando y gritando “sin banderas”, “sin partidos”, “fuera”, “fuera” y arrastraban un sector, porque desde que la prensa empezó a apoyar las manifestaciones, ¿qué pasó?

Un sector de la pequeña burguesía, de la derecha, se fue y aparecía gente que distribuía una pegatina que decía; “verás que un hijo tuyo no huye de la lucha en Brasil entero.” En la manifestación estaban ahí distribuyendo, gente pagada para distribuir, tenían montones, esta frase, es una de las frases utilizada en el golpe del '64, que hizo la dictadura militar, que es una frase del himno nacional brasileño, “verás como un hijo tuyo no huye de la lucha”, intentando motorizar, por la derecha, la manifestación... y arrastraba una cantidad de jóvenes y ahí quiero decir una cosa. La mayoría de los jóvenes que estaban ahí, putearon contra todos los partidos, tienen razón, ¡¡Cómo no van a tener razón!! Jóvenes que miran hacia adelante y no ven futuro,… miran y ven corrupción para todos lados, te piden que votes, se puede votar a la izquierda porque la izquierda va a cambiar el mundo, y la izquierda cuando llega y hace igualito o peor que los otros. ¡¡Cómo no van a tener derecho a putear a todos los políticos...!! El problema es que no queremos que sea una manifestación anárquica y sin futuro. Tenemos que trabajar para organizar esta concepción de odio hacia todas las instituciones burguesas, el odio a todo el capitalismo, de una manera productiva, política y avanzar en la organización. Pero el sentimiento de los jóvenes es éste y no se los puede culpar por esto, y si uno asume una posición de este calibre, de cuestionar el sentimiento de los jóvenes, simplemente es ponerse en una posición reaccionaria.

Mucha gente de izquierda, inteligente, de partido, ha dicho “ah! que manifestación reaccionaria, porque está en contra de todos los políticos”…cómo van a decir esto.

Yo estoy junto a los miles de jóvenes, porque simplemente yo soy joven siempre… entonces me voy junto a ellos.

En esta situación viene este cordón, y después constatamos, que en los tres bloques de izquierda y columnas sindicales, pasó lo mismo… un bloque que tenía un cordón de unos 500 hombres, muy fuertes, todos vestidos con remeras y atrás unos fascistas, que eran los grupos fascistas, gritando palabras y arrastraban unos jóvenes que empezaban a gritar “sin partidos” “sin banderas” y la manifestación seguía… cuando llegó frente a una calle lateral, que salía de la cuadra, la parte de atrás, presionaba más, y empezó un cordón por el frente también, con 500, 600 hombres organizados. Cuando llegó en frente de la calle ya estaba todo encorsetado, exprimido, prensado, y así hicieron… una operación militar, puramente militar, con la policía militar brasileña. La policía militar brasileña, es la que hace el choque, es la que reprime. El ejército brasileño tiene 280.000 hombres. La policía militar brasileña tiene 650.000 hombres, porque el enemigo evidentemente es interno. Para esta gente el enemigo es interno y el enemigo es la juventud y los trabajadores. Entonces en tres sitios y momentos diferentes de la manifestación, hicieron la misma operación. Después se subieron videos en you tube, todo lo han propagandizado, subieron muchos videos de la gente, mostrando la policía llegando, cerca de la manifestación y con decenas de coches, salían, se cambiaban de ropa, y se metían en la manifestación. Y una parte de ellos se ponía el pasamontañas y se sumaba para quebrar, romper, quemar y atacar edificios públicos, en particular, para atizar a la gente contra la manifestación. Cuando empezó la denuncia de esto y  se fotografiaran los cordones de este día y se empezó a reconocer que uno era teniente, el otro era sargento, el otro capitán, entonces desapareció la policía. De adentro y de afuera. Se mantenían unos con pasamontañas, como si fueran black block, pero desaparecieron de la manifestación.

Y las manifestaciones siguieron por más de 15 días, menores algunas, empezó a perder cierta fuerza, pero había ganado en calidad y se empezó a concentrar en tres o cuatro demandas de más dinero, más salud, más educación y transporte gratuito para todos, y esto fue por algunos sectores criticado. Había una parte que gritaba contra la corrupción, pero los millones que marchaban fueron con otras banderas.

Una encuesta arroja que el 11,9 % de la población brasileña, ha participado al menos de una de las manifestaciones y esto significa entre 20 y 23 millones de personas se movilizaron en tan solo un mes.

Había grupos que gritaban contra la corrupción, seguro que era un sentimiento de todos, bueno, pero los que gritaban contra la corrupción, con carteles, en general son de la pequeña burguesía. Los trabajadores más humildes, de menores ingresos, gritaban transporte, salud y educación.

¿Que faltaba? Una central sindical a la altura de las demandas de las masas, faltaba un partido político.

¡¡Sí, salud, educación, transporte, gratuito..., gratuito y para todos..., los tres gratuitos.

¡¡Sí, dinero hay, es falso que falte dinero!! La mitad del presupuesto federal va a parar a la especulación internacional… entonces dinero para esto hay.

Y las demandas de salud, educación y transporte gratuito son el camino seguro, para forjar una dirección política, en el camino de la huelga general indefinida en el país. Pero no pasó eso, por responsabilidad de los dirigentes. Los gobernantes y los dirigentes siguen en pánico hasta hoy. Un Ministro que es importante políticamente, del aparato del gobierno, como Gilberto Carvalho, es el hombre de Lula, fue secretario personal, él ha declarado que el gobierno no ha entendido nada, de por qué pasó lo que pasó, porque el gobierno está haciendo todo lo posible para mejorar.

Nos dicen: cuarenta millones de personas han salido de la línea de miseria. Sucede que los 40 millones de personas en Brasil que han salido de la línea de miseria, ¿saben cómo han salido? La línea de miseria o pobreza en Brasil se ha fijado en los que ganan menos de 70 reales por mes, que equivalen a 30 dólares por mes. Si tu ganas menos de 30 dólares, eres miserable. ¿Entonces qué hicieron? Han reajustado la bolsa familiar de alimentos, en 75 y 85 reales, y mágicamente han sacado 40 millones de personas de la línea de la miseria y ahora se descubrió que en Brasil hay una clase media increíble, casi mayor que la de EEUU. No hay más trabajadores. No hay capitalistas ni trabajadores. Hay clase media. Y es tan grande en Brasil esta clase media que logró Lula, que es la mayor clase media del mundo.

Según las estadísticas oficiales, cómo se decide tu pertenencia a la clase social... ¡¡saben cómo!! ...¿tienes hornallas con horno?, ¿nevera con freezer?, ¡¡sí!! bueno clase D, tienes televisión, pantalla plana, computadora, ¡¡sí!! clase C, y tienes celular, wi- fi en la casa, ¡¡sí!! clase B. Y crédito, crédito, crédito, entonces así, el crédito personal que en el 2003, era de 9.000 millones de reales, en este momento, es tan solo de 350.000 millones de reales, ¡¡solo endeudamiento!!

Y el corporativo, que eran 54.000 millones de reales, ahora es de 1 trillón de reales, no sé como se dice trillón en español, más que mil millones y la media general del endeudamiento de la población brasileña, es que cada trabajador debe 11 meses de salario

Compras un coche, hoy puedes en ochenta cuotas, sin anticipo, sin pagar nada. Tu compras cualquier cosa que quieras, incluso te vas al supermercado, y defines cuantas cuotas querés hacer…seis, ocho, y la gente va, compra televisión y demás, y Lula decía y dice “vamos salir de la crisis comprando”. Y si el pueblo compra, ¡¡trabajadores bravo!! y entonces ascendimos socialmente, todos hacia la clase media.

Hay pocos ricos, casi nada de miserables. Y de repente toda esta movilización que se siente tan feliz, contenta, explota, ¡¡una banda de locos este pueblo!!

Además vamos a tener la Copa del Mundo, el año que viene, ya que vamos a ganar, y vamos a ganarle a Argentina, en la final por cierto -risas-. Esto es lo que se dice en los medios de comunicación y no de otro país y después vienen las olimpiadas, ¡¡un pueblo de locos!!

Es un poco como dice el mundo, cuando se hablaba de ustedes -los argentinos-, cuando hicieron que De la Rúa saliera por el techo en helicóptero. Por cierto, no estamos tan graves aún en el Brasil como en aquellos años en Argentina. Y la izquierda sigue yendo al gobierno.

“Esos argentinos, sabemos que son un poco así”. Pero los brasileños no, eran siempre muy pacíficos, nunca hacían nada y el discurso reformista de los dirigentes del PT, durante años, de ampliación del crédito, de una entrada de capitales internacionales directa, de inversión extranjera directa, y como se dice, ¡¡ah es productivo!! Claro, es para comprar tierras, fábricas, hacer joint ventures, es profundizar la dominación del país.

¿Y esto qué es? No vienen a regalarnos dinero.

Ya voy a concluir que ya me pasé del tiempo. Bueno, todas las medidas que Lula y Dilma, adoptaron frente a la crisis son, una copia fiel de otros países que incentivan el consumo y que por debajo se acrecientan las contradicciones sociales. No tengo tiempo de describir cada una de las medidas, pero hay artículos míos publicados sobre estos temas, explicando punto por punto.

Una copia por cierto, sin ninguna intención, ninguna creatividad, una copia de lo que pasó en Grecia y en los Estados Unidos y en Europa que después explotó. Estamos sentados en una bomba de tiempo en Brasil.

Una bomba que va a explotar de una manera u otra, porque todo el “crecimiento de estos años”, explotó así como se vio en junio. Imagínese cuando la economía se venga abajo…y no falta tanto. El año pasado la economía creció tan solo a 0,9 %. Ahora el gobierno, está muy contento, se anunció que se iba a crecer este año a 4,5 % y parece que la cosa no fue tan así ya que vamos a conseguir el 1,9 %, o sea todos los días la economía, baja un escalón...y la crisis económica europea, los economistas burgueses europeos, dicen, por ejemplo… el “Financial Times” que va a llevar un mínimo de 20 años, para recomponerse lo que desde el 2008 vienen destruyendo.

La crisis europea se agudiza, ya que no compra, no consume. En  Estados Unidos se agudiza también, ya que cayó el poder de compra. China no produce como antes, hay claros signos de desaceleración de la economía china. Entonces, Argentina no vende, Brasil no vende y ahí se produce un rollo. La economía internacional está completamente ligada, unida por el mercado mundial. Es por eso que la clase trabajadora lucha en un sitio y en otro. Tu ves en Estados Unidos, en el estado de Wisconsin, cuando los trabajadores ocupan la asamblea legislativa estatal y hay un cartel, un norteamericano que dice, Fight Like a Egipcian, luche como un egipcio, o sea, luche hasta el final. Es eso lo que quiere decir. Y cuando empieza la represión a los metalúrgicos en Alemania y la policía se saca los cascos y se pasa al lado de los metalúrgicos y empieza a abrazarlos, se pone en la misma trinchera junto a sus hermanos de clase.

Para reprimir esto, tienen que mandar el ejército, y no lo van a hacer.

La situación internacional es una situación que no avanza más por los dirigentes que hay en todos las organizaciones de masas. Estamos hablando incluso de Argentina, de Brasil, de Bolivia, de Venezuela.

Los que conocen la situación en Venezuela saben que ya podríamos haber llegado a tener una revolución triunfante más de 10 veces. Cuando el pueblo sin derramar sangre avanza y derriba a la burocracia que frena, los trabajadores se cansan y se detienen -momentáneamente-. Entonces la burguesía se va rearmando, tramando y dando golpes al movimiento de masas.

Pero la situación en el presente se plantea de manera diferente, como es el caso de Venezuela con un proceso de revolución que ha durado más de 12 años. En la historia de la humanidad, las revoluciones que tuvimos en el pasado han durado seis meses, tres meses, un año, ahora no.

Hay un empate de fuerzas en la arena internacional.

Los trabajadores no tenemos partidos, ni sindicatos necesarios para avanzar y derrotar al capitalismo. Pero ellos no consiguen aplastarnos, ésta es la situación.

Camaradas, espero haber transmitido a Ustedes, cómo vivimos la situación en Brasil y cómo vemos al resto del mundo y del ánimo que tenemos que tener, en una situación como esta, en una situación que a veces parece momentáneamente difícil.

Miremos por un momento a Egipto, ahora el ejército que tomó el poder, está masacrando al pueblo, estamos hablando de un periodo histórico. Debemos estar atentos de lo que está pasando en tan solo un año en Egipto.

Debemos preguntarnos, ¿los 17 millones que derrotaron a Morsi se van a ir a casa? Creemos que no.  Ya han perdido el miedo a enfrentar el Ejército. Lo han enfrentado dos veces. Están reflexionando de lo que ha sucedido, de lo qué está pasando, cómo se posicionan. Y esta es la situación en Brasil también.

Concluyo con esto compañero Marcelo. Hay una cosa impresionante que siempre los sectores obreros, metalúrgicos, químicos, plásticos, en particular químicos del Brasil, yo conozco muy bien a los metalúrgicos, donde trabajé mucho tiempo, eran una fortaleza de Lula, impenetrable. ¿Se acuerdan del tiempo de Lorenzo Miguel?, más o menos así. Claro que la diferencia es que la gente amaba tanto a Lula, que era capaz de matarse por él. No era el caso de Lorenzo Miguel.

Pero el control, en los últimos ocho meses ha empezado a resquebrajarse, ha surgido una oposición al sindicato de químicos de San Bernardo, que la dirección tuvo que fraguar las elecciones, anularlas junto a un juez y el Ministro de Justicia. Anular la lista de oposición, porque iba a ganar. Pero en la lista de oposición, no sólo se expresó en la cúpula, fue en toda la fábrica y ganó todas las comisiones internas de las fábricas de química. Son 100.000 trabajadores en la base.

Los metalúrgicos de Taubaté, que es otra ciudad cerca de San Bernardo, allí la lista de oposición consiguió el 50% de los votos, prácticamente empataron, hay que darle un poquito más de tiempo. La dirigencia del sindicato, todos lulistas, propuso un acuerdo de fusión de las dos listas, para no dividir, los trabajadores aceptaron porque aún hay ilusiones.

Pero este movimiento es generalizado en Brasil. Y está empezando. ¿Cómo va a desarrollarse? ¿En qué ritmo? ¿En qué fecha? No es posible decirlo. Pero la verdad es que si hablas con la gente de la calle, el ciudadano común, el que no milita, que sí habla de política todo el tiempo. La gente, que habla en la calle, en la estación de autobús, ¿de qué habla?, de fútbol, mujeres, caña y algo más. Hoy, están todos hablando ¿por qué no hay dinero ahora para educación? ¿Por qué esta copa del mundo de mierda que solo es corrupción?, ¡¡parece que todo el dinero de la educación está yendo a la copa!! ¡¡Dicen que la salud está así porque el dinero va todo para la FIFA!!

La gente de la calle, el pueblo trabajador, está buscando explicaciones de lo que pasa,  o sea que está despertando a la política.

Bueno, menos mal que así nos pusimos un poco más adelante en el proceso que está en curso en Latinoamérica ¿no? Yo conozco mucho a los que están acá y hemos pasado por situaciones que nos han mostrado que el pueblo, los trabajadores, la juventud, tiene una fuerza increíble. Lo que hemos visto con Eduardo Murúa del IMPA, Lalo, en Venezuela, lo que hemos visto en Bolivia, y acá. Ustedes han derribado cinco presidentes en días, o sea es un esfuerzo y una fuerza fenomenal. Nuestra primera tarea en cada sitio, es entender este movimiento que se ha puesto en marcha, tenerlo en la cabeza, es como una lava ardiente, como placas tectónicas que se mueven. La fuerza del pueblo, puede ser engañada aquí o allá, pero se produce un punto de inflexión en la situación de las masas, en sus cabezas surge algo nuevo y comienza a moverse y va buscando una salida. Es lo que vemos hoy: nadie controla las masas en el mundo.

Hubo una época donde el Partido Socialista o la Socialdemocracia, el Partido Comunista, decían y todo se resolvía, se habituaron a sus sillones y sus oficinas y la crisis ha llegado, comenzó por Europa, pero desconoce las fronteras. Las huelgas se hacían por decisión del buro político. Ahora los dirigentes dicen una cosa y las masas hacen otra.

La tarea de los militantes conscientes, de los trabajadores, los jóvenes conscientes, de los jóvenes como nosotros, varios jóvenes acá, la mayoría de esta charla, es encontrar, ayudar con la experiencia que tenemos, a la juventud, a los trabajadores con el ánimo que tenemos, para organizar la fuerza que va a estallar en un momento u en otro definitivamente. Bueno, hablé demasiado, es esto que quería decirles, espero que miren a Brasil como algo que va a explotar, no sé cuándo pero estamos en camino y nos esperan muchas tareas por delante.

 (Aplausos)

Marcelo C: Muchas gracias Serge. Bueno compañeros ahora la idea es tomar un poco una opinión, alguna pregunta, alguna sugerencia, alguna intervención. Si alguien quiere romper el hielo. ¿Alguna pregunta?

Público: Sí, yo te quería preguntar, vos dijiste a lo mejor no con estas palabras, pero que creías que el pueblo brasileño estaba más politizado. Vos dijiste que la gente en lugar de hablar de fútbol, de mujeres, está hablando de política. El tema es cómo lo ves vos, ¿Por qué ese cambio en el pueblo brasileño? ¿Qué opinas de esto? ¿Qué los llevó a eso? ¿Qué los sacó de la pasividad, en comparación si querés con nuestro proceso?

Serge Goulart: Digo una cosa, hay un fenómeno químico que es muy bueno para explicar esta situación. Parece que hubo un rayo en el cielo azul, que cayó en Brasil y Turquía. Pero en verdad es un proceso químico que está en desarrollo, político-químico. Cuando miras el agua y el fuego: 30 grados, 50 grados, igualita, 60 grados, igualita, 95 grados, sin cambios, 98 grados, empiezan las burbujas, un grado más se convierte en aire. Es esto. O vulgarmente se dice “la gota que derramó el vaso”.

Es un proceso molecular. Ellos dicen que las empresas tienen ganancias, todo está bien. Pero no, la gente sabe que la salud solo está bien para quien puede pagar, y mucho. La educación está bien para quién puede pagar mucho. Y  tus hijos, reciben educación y salud, a medias. Y la gente está muriendo en los hospitales públicos y no hay gas, no hay nada, rayos x, no hay nada.

Los jóvenes: se habla mucho que la juventud no tiene perspectiva. ¿Qué quiere decir esto? Quiere decir que como máximo voy a tener una vida como mi padre. Pero la mayoría mira los colegas, los amigos, están todos empleados, o están con su empleo, ah porque el desempleo en Brasil es 5 o 6%,  Muy bien. Y mucha gente  tiene tres empleos para llegar a final de mes.

Un metalúrgico que ganaba 2000 dólares hace 20 años, en los 80, en Brasil, en San Pablo, ahora está ganando 700, o 1000 dólares y la gente observa que las condiciones de vida se están degradando. Por ejemplo, vean Buenos Aires. En Buenos Aires hace 30 años atrás, yo caminaba por Buenos Aires, a cualquier hora, y no había un solo pobre en la calle. En Buenos Aires ahora sales a cualquier hora, y la gente está durmiendo en las calles, y te pide dinero, y hay gente asaltando y robando. Ayer la amiga de mi mujer que estaba en Corrientes, le sacaron el collar que tenía, saliendo por la avenida Corrientes, la calle cultural de Buenos Aires.

Entonces es una degradación en general de la vida, que no es solo exactamente un problema de dinero. Pero antes un obrero no tenía heladera, televisión, freezer, nada. Si está bien y no se emborrachaba tanto y no tenía tantos problemas para dormir a la noche. Y no moría loco.

Ahora los primeros locos en Brasil son los empleados bancarios. Los segundos son los docentes, son las categorías profesionales más afectadas. Yo me acuerdo cuando era joven vivía en una ciudad del interior de Brasil. Cuando llegaba un trabajador bancario de otro lugar, transferido, todas las muchachas decían “hmmm buen partido, hay que casarse con este porque está con la vida hecha” ahora se casan con un loco porque anda enfermo todo el tiempo y apenas gana.

O sea hay una degradación general de las condiciones de vida que la gente siente. Hay una angustia que no es algo que se mide  solo en dinero.

Y la gente dice “ah pero esto se acabó”.

Estas cosas no son así. Un cristal cuando se rompe puedes pegarlo cuanto quieras, pero siempre va a estar roto. Y la gente está reflexionando, mirando, viendo, incluso una parcela va a llegar a la conclusión,  que con millones de personas en la calle, conseguimos apenas 20 centavos, pero lo otro que era lo más importante, no lo conseguimos. ¿Cómo hacemos la próxima? ¿O creen ustedes que porque salieron de las calles pararon de odiar a los políticos y a las instituciones? No, no, odian más, los odian más. Y el odio se amplifica, porque es un odio de clase, es un odio contra el sistema, que los oprime y que no ofrece una  salida. ¿Ustedes se acuerdan hace 15 años, Menem en Argentina? ¿No les ha prometido el paraíso? Y lo hizo, pero para él, se casó con una miss universo, Miss Chile y  para una mafia hizo un paraíso, una maravilla.

Pero el capitalismo mundial ha prometido felicidad para todos. Cayó el muro de Berlín. Se cayó la Unión Soviética, el comunismo se acabó, nos decían. Bueno aquello era una dictadura estalinista, pero querían vender que los sueños obreros de otra vida, habían fracasado. Esto es lo que nos querían vender.

Y después vino Thatcher, Reagan, el neoliberalismo; a sacarnos derechos de todo. Fukuyama ha dicho es “el fin de la historia”, se acabó la historia, ahora el capitalismo ha vencido.

¿Ha vencido? Esta es la peor crisis económica de la historia del capitalismo: ni 1929 fue así no saben cómo a salir. Es esto que explota. Por esto las explosiones son inesperadas.

Público: ¿Cómo ves el tema de las fábricas recuperadas en Brasil?

Serge Goulart: Bueno, yo fui coordinador del consejo de las fábricas, de la CIPLA, fui coordinador del movimiento en Brasil. El movimiento en Brasil nunca tuvo la extensión que tuvo en la Argentina. Ustedes llegaron creo que 2400 fábricas aquí  no? Una parte fue recuperada por los trabajadores, hubo un movimiento bastante más amplio.

En Brasil la ocupación de fábricas en 2002, 2003, tuvo un carácter diferente. Nosotros ocupamos en total unas 35 fábricas. Pero fábricas como la fábrica que yo estaba, donde dirigí el Consejo, que tenía 1.000 obreros. Fábricas de la industria química, plástica. La otra que, trabajaba con plásticos para petróleo y así un montón.

Pero este movimiento que empezaba a desarrollarse en 2002-2003, con la victoria de Lula, coincidió con una inyección masiva de dinero en Brasil. Y la extensión del crédito generó un paraíso para los capitalistas y el desempleo empezó a ceder.

Incluso en 2007, cuando se produce la intervención en CIPLA, porque el gobierno, junto con la justicia, ha decidido que tenía que acabar con el “juego” de las fábricas recuperadas.

El presidente de la Asociación Brasileña de Plásticos brindó una entrevista, de una página entera, en lo que sería el equivalente a la La Nación, Clarín aquí, diciendo: “este movimiento está apoyado por Chávez. Es injerencia. Y este movimiento es un movimiento anti-democrático porque ellos entran en la fábrica, sacan a los propietarios que se han esforzado tanto y empiezan a dirigir la fábrica y a producir. Hay que acabar con ellos”.

El juez da la orden de desalojo y la organizan durante 60 días en secreto en la justicia. Y escribe literalmente “están tomando fábricas, las están controlando y poniendo funcionarios. Están reduciendo horas de trabajo a 30 horas semanales. ¿Imagínense si la moda se contagia al resto del país? Entonces se da la intervención y han venido con 150 hombres con ametralladoras, carros de combate, y entraron en la fábrica y tomaron la fábrica.

Pero solo pudieron hacerlo porque al entorno, la economía estaba desarrollada, entonces la gente decía “bueno nada, me empleo en otro lado”.

Los 1000 obreros de mi fábrica de la CIPLA están empleados ahora en otras fábricas, porque lo que han hecho es distribuir el virus, porque ahora siempre nos reencontramos al final del año para un asado, y los trabajadores dicen “no, está tranquilo ahora, estoy bien, muy bien, todo muy bien en la fábrica”, y ¿qué pasa si empieza a andar mal? “ah ya sabemos qué hacer”.

Y han esparcido miles de personas por fábricas muy interesantes. Y la próxima vez que se venga abajo la economía capitalista, pueden haber miles de fábricas a ser ocupadas, porque la gente sabe lo que tiene que hacer ya que han visto que la vida cambiaba cuando ocupaban la fábrica.

Camaradas, presentes aquí, del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas han estado en la fábrica con nosotros. Han visto obreros dentro de la fábrica que trabajaban duro, pero andaban riéndose, bromeando. Y no como se anda dentro de una fábrica con patrón, con un clima como de velorio.

Y también yo mismo veo la diferencia cuando voy a IMPA acá en Argentina, toda la gente haciendo bromas, riéndose, bromeando, que si uno es de Independiente, o de River, de Boca como yo, bromeando, todos. Y trabajando, produciendo.

Pero si vamos dentro de la fábrica dirigida por los capitalistas, uno entra así de contento y quiere salir corriendo.

Concluyo; ¿qué pasó con el movimiento? Como hubo una intervención, yo jamás dejé de ser el presidente del movimiento. Pero no hay más movimiento. En verdad hay una fábrica que sigue ocupada, entonces yo no me presento más como el actual presidente coordinador del movimiento, porque no hay movimiento.

Cuando me preguntan digo soy ex –coordinador del movimiento, porque como dije no hay movimiento. La ocupación de fábricas es muy difícil y el hecho de que por ejemplo IMPA esté activa, o mismo el  Hotel Bauen, que son compañeros que tienen otra orientación, pero han ocupado, han mantenido sus trabajos, sus empleos. Es una situación impensable hace veinte treinta o cuarenta años atrás. Toda la historia de ocupaciones de fábricas nunca duró más de 3 o 4 meses.

Ahora  IMPA tiene 15 años, y cuántas veces ya han intentado  cortar la energía, venir con policías, todo eso sin éxito. Hay un empate entre las clases que no se resuelve, pero persisten fábricas así. Entonces este es la situación. En Venezuela es otra situación, la situación es buena pero compleja, porque en Venezuela Chávez ahora está muerto, fue una pérdida gigante.

Eduardo Murúa y yo estábamos ahí en Venezuela en el encuentro que armamos, Chávez, abría el encuentro con un discurso para nosotros. ¿Saben que hizo este loco de Chávez? Este encuentro de fábricas ocupadas de Argentina y Brasil. “Yo tengo aquí una lista de 1800 fábricas que están cerrando y que va a cerrar aquí en Venezuela. Le digo a los dirigentes sindicales ocupen todas, que los apoyamos”

Ustedes dicen esto en Brasil y al día siguiente están ocupadas todas. En Argentina también. ¿Saben que contestaron los dirigentes sindicales de Venezuela? “No Chávez ya te estás metiéndote en el movimiento sindical” “No se metan en el movimiento sindical. Somos independientes”. Y se quedaron cerradas las fábricas.

Claro hubo ocupaciones, compañeros que armaron el encuentro junto con nosotros. Pero si tienes un presidente de la república pidiendo por la televisión que ocupen las fábricas, diciendo que apoyaran y que colaborará con plata. Imagínate.

Público: ¿Y crees que Dilma en algún momento va a decir algo así?

Serge Goulart: bueno hombre yo creo una cosa. Más probable es que Dilma vaya cada vez más a la derecha y va a ocurrir en el próximo periodo un choque de las masas con el gobierno y esto va a producir un choque dentro del PT y no descartemos que pueda escindirse el PT. Pero no se puede decir que es imposible que haga otra cosa. Yo estaba cuando ocupamos la CIPLA en Joinville, fuimos al consejo municipal, a la cámara de concejales y estaba un tipo diciendo “hay que poner orden, que los obreros tomaron la fábrica”. Y empezamos a entrar. Entraron unos 300 compañeros, el tipo cuando entraron los primeros 10, y los otros gritando atrás, dice: “y para esto es que estamos apoyando a este pueblo maravilloso que aquí viene y tenemos que apoyarlo” ¡¡Cambió así en medio del discurso!!

Por ejemplo, la extrema derecha en Brasil está haciendo propaganda de que va a haber un ¡golpe comunista! el año que viene, organizado por Dilma. Entonces es algo tan loco que unos milicos locos puedan intentar algo y Dilma tiene que defenderse para salvarse y ¿cómo va a hacer? Llamar al pueblo, no va a llamar a los milicos. Pero esto no es lo probable.

Lo probable es que siga su derechización, ampliando las alianzas por la derecha o en la coalición gubernamental donde está el partido que era de la oposición a la dictadura, un partido burgués, y está también el partido de la dictadura. O sea es muy amplio, todos muy progresistas.

Es una situación  en la cual lo más probable es que se encamine a la derecha, no va a tomar medidas drásticas, pero hay que dejarle una puerta abierta.

Hay un discurso de Fidel, después de la toma de poder, que dice que su modelo es el capitalismo democrático de los Estados Unidos y que van a organizar un país democrático allí en Cuba. Seis meses después expropiaba a los capitalistas porque tuvo el coraje, la virtud de que cuando vio que el pueblo estaba fusilando a los reaccionarios, dijo “estoy con el pueblo, no con esta gente…”

Y pasó, o sea, es difícil para quienes tienen base popular. No para un Macri que no va a cambiar, no va a pasar a la izquierda, pero la gente que tiene su base de sustentación en el pueblo es otra cosa.

A veces cuando veía a Hugo Moyano hablando pensaba que estamos cerca de la revolución, y después, hace negocios millonarios con la basura. ¿No es así? En Brasil pasa lo mismo, tenemos un montón de Moyanos allá.

Bueno cerramos. Sólo quería decir unas palabras finales: yo quería agradecer mucho a todos los compañeros que vinieron con lluvia al centro de la ciudad, ¡encima no hay choripán, no hay nada!

Gracias a la presencia de los camaradas, en particular de los camaradas que han luchado conmigo en las fábricas recuperadas y ocupadas aquí y  en Bolivia, Venezuela todos juntos y también a los demás, al camarada de la CTA, que está acá.

El regalo que me han dado, es una prueba viva, de que tenemos que tener un ánimo increíble, porque si nosotros conseguimos hacer esto, cuando expliquemos todo esto a la gente de afuera, vamos a ganar mucha gente para pelear. Cada uno con sus ideas va desarrollando sus convicciones y vamos a pelear para barrer, limpiar la sociedad, de este régimen de la propiedad privada de los medios producción que sólo produce guerras, miseria y desesperación permanente. Por eso agradecer mucho a todos ustedes es un gran placer estar con ustedes aquí en esta linda ciudad.


[1] Conferencia del compañero Serge Goulart.La conferencia se realizó el sábado 7 de septiembre de 2013 en la Casa del Pueblo Capital, ubicada en avenida Entre Ríos 488. Ciudad de Buenos Aires.  Agradecemos a los compañeros de la Corriente Socialista Militante, Malvina Alvides, Ángel Perouch  y Marcelo C por su colaboración en  la preparación del  presente texto.

[2] La Corriente Marxista Internacional (www.marxist.com), cuya Sección Argentina es la Corriente Socialista El Militante (http://argentina.elmilitante.org), es una Corriente que se encuentra construyendo una herramienta política, basada en las ideas del Socialismo Científico para la liberación de los trabajadores y el pueblo pobre en más de 40 países de los cinco continentes, en el camino de tirar al basurero de la historia a un sistema: el capitalista que se muestra obsoleto y decrépito para satisfacer las necesidades elementales de la humanidad.

Source

Home » Spanish » América Latina