La democracia parlamentaria, que se nos ofrece cada 3 o 6 años, como única oportunidad para hacer política, no es más que la sacrosanta democracia de la burguesía, que solo pretende confundir a los trabajadores basándose en la idea de que es la única forma en la que uno puede hacer y participar en la política. Lo que esta plantea es la delegación de decisión y solución de los problemas a “otros, “los que saben”.  Aun en países donde la democracia parlamentaría sea más justa, lo que se esconde detrás de ella es una dictadura de un puñado que mantienen las grandes fortunas en sus manos, los obscenamente ricos. Así su poder económico se transforma en control político. Al final, las elecciones parlamentarías son una cortina con la que se intenta ocultar el régimen de explotación despiadado del capital.

El 9 de marzo de 2015, el presidente estadounidense Obama emitió una Orden Ejecutiva declarando una "emergencia nacional", afirmando que "la situación en Venezuela" representa una "amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y a la política exterior de los Estados Unidos". Esta es la última medida de injerencia imperialista de Estados Unidos en los asuntos internos de un país soberano como la República Bolivariana de Venezuela, y como tal es fuertemente condenada por la campaña Manos Fuera de Venezuela.

Éste artículo de Jorge Martín fue escrito en septiembre del 2014 y publicado en el primer número de “Proceso: revista crítica de izquierda” de la Escuela de Gobierno Hugo Chávez Frías de la gobernación de Mérida

Dos años han pasado desde la muerte de Hugo Chávez. Su muerte, como escribí en su momento, fue una gran pérdida para la causa de la libertad, el socialismo y la humanidad. Yo lo había conocido durante casi diez años y tenía un enorme respeto por su valentía, honestidad y dedicación a la causa del socialismo.

Durante la noche del 24 de Febrero maestros integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) e integrantes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) fueron desalojados violentamente por la Policía Federal de las inmediaciones del aeropuerto de Acapulco. Ciento dos personas fueron detenidas, un profesor jubilado de la CETEG falleció como resultado de los golpes de la policía.

El 26 de Febrerose llevó acabo la Novena Jornada Global por Ayotzinapa, miles de personas, estudiantes principalmente salieron a las calles de la Ciudad de México a exigir la presentación de los 43 normalistas desaparecidos la noche del 26 de Febrero en Iguala Guerrero. Cinco meses han pasado y las versiones del gobierno federal, una a una han caído por su propio peso.

El número 11 de la revista política de la Corriente Marxista Internacional, América Socialista, correspondiente al mes de febrero de 2015 ya está a la venta.

El conjunto de la burguesía, blandiendo la bandera de la libertad, ataca nuevamente al gobierno en la figura de Cristina Fernández, acusándola de “soberbia”, “personalismo extremo”, “agresivo desparpajo y pedantería”, en definitiva, “imponer su voluntad”. Para la burguesía, esta secuencia ininterrumpida de Néstor y Cristina de Kirchner en el gobierno marcan una línea política de “sometimiento” de la mayoría de la población a los designios de la “injusticia”. Es más, se preguntan “¿qué grado de omnipotencia es necesario para actuar del modo en que lo hicieron el matrimonio Kirchner y sus amigos?”

Lo que demuestra la experiencia histórica de Chile, Nicaragua y Cuba, es que mientras no se acaben con los enemigos de clase dentro del país, estos no cesarán hasta ver aplastada la revolución, ya sea que para esto lleven a cabo un golpe de estado, instaurando un gobierno fascista como en Chile, o que por el contrario, a través de la guerra económica y el sabotaje de la economía, unido a la guerra civil impulsada por el imperialismo, logren derrotar al gobierno por la vía electoral, como sucedió en Nicaragua. Mientras que por el contrario, en el caso de Cuba, el gobierno revolucionario expropió todas las propiedades del imperialismo yankee, así como de sus lacayos, la revolución se ha logrado mantener por más de 50 años.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!