Desde las primeras horas del pasado 11 de noviembre la gente ya estaba en el Estadio Cuscatlán en San Salvador esperando el inicio de la XXIII convención nacional del FMLN, una marea roja salió de todos los rincones de El Salvador, camiones llenos salían de los distintos Departamentos y Municipios, en el transporte público, en las calles veías a la gente con playeras rojas, portando orgullosos gorras, banderas y paliacates del FMLN para dar inicio a la batalla electoral.

No hay duda de que el pueblo oaxaqueño sacara las conclusiones necesarias para lograr no sólo la salida de Ulises Ruiz, el cual efectivamente saldrá de una u otra forma, sino para convertir a la APPO en organismo de lucha revolucionaria para avanzar por el único camino en donde es posible obtener una victoria que no sea parcial, el camino del socialismo.

La situación en Bolivia ha llegado a un punto crucial del enfrentamiento entre las clases. Publicamos un análisis de los camaradas de la Corriente Marxista Internacional en este país y un volante que han publicado.